viernes, 3 de febrero de 2012

La Calçotada, toda una tradicion

La temporada de calçots se inicia en enero hasta principios de abril. Es una fiesta tradicional catalana cuyos ingredientes principales son los calçots y la salsa romesco.

El calçot es una cebolla tierna, concretamente un brote de cebolla blanca que ya está desarrollada y ha sido replantada en el terreno. Los calçots se recolectan cuando los brotes del bulbo están maduros, con cuidado y rapidez para conseguir una mejor conservación y calidad del producto. Los brotes se separan individualmente una vez arrancados de la mata.



Origen
Los lugares de denominación de calidad de los caçots son el Baix Penedès, el Tarragonès, el Baix Camp y l'Alt Camp.  Existe una leyenda que narra las historias de la familia Valls, conocidas por su cultivo de calçots. En las primeras décadas del siglo XX hacer una calçotada era una fiesta, cosa que se conserva hoy en día.

Cocinar calçots 
Normalmente se cocinan a la brasa o al horno, y una vez asados se envuelven en papel y se colocan en una teja. Para comerlos, se cogen por la punta superior de las hojas, tirando hacia abajo para pelarlo y a continuación mojarlo en la salsa romesco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibe nuestras publicaciones en tu correo